+ AGUSTINAS DESCALZAS (2 mártires)


- Madre Josefa de la Purificación (Masiá Ferragud)
- Madre Agustina de San Vicente (Vicenta González Ruiz)

La Beata Josefa de la Purificación era monja Agustina Descalza del monasterio de Benigánim (Valencia). Fue asesinada junto a sus tres hermanas de sangre, Capuchinas contemplativas, y su anciana madre de 83 años, Doña María Teresa Ferragud Roig. Fueron detenidas en la casa materna donde las cinco mujeres llevaban una vida de oración y penitencia por la salvación de España. En el terrible martirio, Doña María Teresa fue viendo cómo los milicianos arrancaban una a una las vidas de sus amadas hijas. Pero las animó en la hora suprema con estas palabras: «Hijas mías, no temáis, esto es un momento y el Cielo es para siempre». Cuando le llegó su turno, los milicianos la increparon: «Oye vieja, ¿tú no tienes miedo a la muerte?». Pero ella contestó: «Toda mi vida he querido hacer algo por Jesucristo y ahora no me voy a volver atrás. Matadme por el mismo motivo que a ellas, por ser cristiana. Donde van mis hijas voy yo». Todas fueron beatificadas el 11 de marzo de 2001.

La Madre Agustina de San Vicente fue martirizada en Ulldecona (Tarragona) durante la Guerra por su condición de monja.

+ RELIGIOSAS DE MARÍA REPARADORA (6 mártires)



- Madre María de San Aquilino (Juana Sobrino Álvarez)

La Madre María de San Aquilino pertenecía a una familia de buena posición de Madrid, pero renunció a su privilegiada situación para hacerse Religiosa a pesar de la oposición familiar. Al estallar la Guerra, las Religiosas tuvieron que abandonar su convento y Madre María de San Aquilino se refugió en un piso de la calle de Velázquez. Arrestada, fue asesinada por milicianos anarquistas de la FAI el 19 de agosto de 1936. Le destrozaron su cabeza con balas explosivas. Fue enterrada en el cementerio del Este, habiendo sido encontrado su cadáver en los mataderos nuevos de la carretera de Andalucía. Los anarquistas criminales le robaron su anillo de profesión y su rosario.

Cinco Religiosas de María Reparadora de la Comunidad de San Gervasio (Barcelona) fueron martirizadas poco después de estallar la Guerra:

- Madre María de San Felipe Neri (Asunción Delgado Ordóñez)
- Madre María de Virgo Fidelis (María Teresa González del Valle)
- Hna. María de San Daniel (Filomena Casals)
- Hna. María de Santa Emilia (Victoria Molinuevo Barrón)
- Hna. María de San Cristóbal (Cirila Luzo)